Por los piropos, por los halagos.

Hola de nuevo, AMIGOS: 

Estoy disfrutando una de las semanas más ajetradas del año, mi vuelta de las “vacaciones” está siendo un no parar, pero aún así he sacado un hueco para escribiros porque tanto cambio y tanto sentimiento se merecen un huequito en este espacio tan mío y tan vuestro. Con esto y unas fresas con chocolate que me acompañan, arrancamos…

Ayer tuve una de las clases más bonitas de mi vida, el nombre de la profesora: María Caudevilla, y os la recomiendo a todos ya no solo como profesora si no, si alguna vez tenéis la oportunidad: como persona. Ella es la dulzura personificada, entrega todo lo que tiene y sabe por amor al arte y a la vida, no por un interés oculto o un sueldo. Ella disfruta y te hace disfrutar, siente y te hace sentir, te hace valorar los pequeños momentos con una sonrisa, te invita a ver que la vida puede ser felicidad todos los días y no solo algunos, solo hace falta ver la suya, que es toda alegría. Tiene una niña preciosa, una niña con mucha suerte… siempre lo pienso… no he visto madre a la que le cueste tanto separarse de su pequeña durante una hora y media que es lo que dura nuestra clase semanal. Lo vive todo intensa y amorosamente.Y crea unión, hace que en un escenario no seas un actor, seas un grupo de actores que durante un rato largo se convierte en uno. Complicidad, empatía, feeling, generosidad… llamadlo “X”. Cuando la miro a ella veo un punto de referencia, un signo de admiración. Lo que quiero ser “de mayor”(ese momento que no te da la sensación de vivir hasta que ya ha pasado… “ser mayor”) pero el caso es que lo explique como lo explique me identifico, cuando pienso en mi vida en unos años quiero que sea tan intensa y feliz como la de ella. Y he de decir que la debo mucho, un día me dijo que nosotros nos solucionabamos. Y tiene mucha razón, de hecho es la que me ha presentado a quién tiene la clave de todas esas soluciones y mucho más, al maestro de los maestros. En este caso y para ser más preciosos, al maestro de mi maestra. Y desde hace una semana, también el mío. Un lujazo inmenso: Jorge Uribe, ya os lo he mencionado por aquí y os tendréis que acostumbrar a leer su nombre porque seguro que esta presente por aquí. Pero el caso hoy es ella y los ambientes que crea. Su forma de pensar, sus clases… todo lo que me toca, lo que nos llena y emociona. Ella, si lo tuviera que decir de una sola manera, ELLA SE ENTREGA. Yo hoy le digo gracias, por la actitud y la filosofía, porque así SÍ…y  sobre todo, por la clase de ayer en la que nos dijimos tanto, nos reimos tanto, lloramos tanto, soñamos tanto, jugamos tanto y nos piropeamos/halagamos tanto…

Y esto último que hicimos es lo que da título a mi entrada de hoy, “y ¿por qué?”, diréis… si no hace más que hablarnos de una clase. Pues como todo tiene un porque, esto también. Últimamente he estado pensado mucho en eso de los piropos. Para empezar, ¿Qué es eso de piropo? ¿Qué es lo que realmente halaga? ¿Qué te silven por la calle y que te digan “tia buena”? ¿O hay más que eso? Para mi es algo que en el momento más inesperado, te dice alguien que te aprecia, que te valora y que te quiere porque le sale de dentro. Y de repente te emociona, te impulsa a crecer, te sube la autoestima en el buensentido de la palabra y te llena de energía. Todos lo necesitamos aunque sea a ratos, es triste no tener a alguien que te diga “te quiero” de vez en cuando, ¿no? pues ahí gente que no lo tiene. Y muchos en cambio, si tienen pero nunca se molestan en transmitir lo que sienten. Porque… ¿Para qué? Si total, ya lo tienen, de ahí eso de que “no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes“, ¿no?

Por eso hoy, os invito a que digáis “te quiero”, “eres maravilloso”, “gracias por acordarte de mi cada jueves”, “siempre te llevaré conmigo”, “eres especial”, “tienes magia”, “me encantas”, “tienes en mi una amiga”, “que bien te sienta esa sonrisa”…. Lo que sea pero que sea DE VERDAD.

Me considero muy afortunada… porque si he pensado tanto en esto esta última esa semana es por la de veces que me pasa, por la de veces que me quedo paralizada por palabras que me dicen llenas de cariño. Por tener a tanta gente que siente cosas bonitas hacía mí y por sentir tanto hacía ellos.

Mi amiga de la infancia me dijo el otro día “me has transmitido alegría, pena y locura en solo 6 minutos, eres una artista”, mi pequeña Clau (que ya me lee por estos mundos del blog) me escribió hace poquito: “Eres como mi dosis de positivismo” y para rematar hoy ayudando a un compi con un personaje precioso, le estaba diciendo “¿tú no conoces a alguien con mucha energía, muy positivo que lo veas y digas: joder, que tio más grande, quiero de eso y que te den ganas de seguir su camino?” y su respuesta instántanea ha sido “tú”… Todo eso… el ataque de risa que tuve el otro día con mi mejor amiga o esos checks que nos hacemos a veces juntas, esas conversaciones interminables, llamar a una amiga y decirle que la necesitas y que en media hora este en la puerta de tu casa. No son solo palabras, son actitudes. Son sentimientos, son cosas que no se pueden explicar. Que recibeeeeeees y…. y… lo que pasa no se puede explicar.

Os invito a que lo viváis.

Os invito a que os riáis y hagáis reír.

Os invito a que soñáis y compartais sueños.

Os invito a que deis cariño y valoréis la magia de recibirlo.

Os invito a tener detalles, a decir “Te quiero”, a que no tengáis miedo a transmitir y crear momentos intensos,

Os invito a que sintáis y hagáis sentir.

Por este corto que he descubierto esta mañana gracias a María… como dice ella: “Para alegraros la semana… o la vida…”

AMAZING.

Hasta aquí el ecuador de la semana, a seguir disfrutando.

A besar, reír y soñar.

I.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s